Santiago Ávila

Escritor. Formador. Conferenciante. Coach de Alta Dirección

Mes: septiembre 2015

Comprometidos con la estupidez

El que hace de su opinión un juego acomodaticio de intereses espurios y bastardos, aparentará compromiso en donde  el solo interés campa a sus anchas. Egoísmo y compromiso, a modo de aceite y  vinagre, jamás se confundirán.  La voluntad,  únicamente empeñada en el  cumplimiento de lo que a título personal interesa, jamás se conformará como la expresión genuina de un corazón comprometido. Si un matiz caracteriza a la persona fiel a sus promesas es el de situar  por encima de sus estados de ánimo lo que por obligación se ha arrogado.

Publicado en El Confidencial Digital el 24/09/2015

Comprometidos con la estupidez

La incompetencia y falta de valía como ventaja competitiva (el concurso de belenes)

¿Hacer bien el tonto (evidente oxímoron) pudiera ser fuente de ventaja competitiva? Parecer incompetente o sencillamente serlo, en un entorno en el que pugnan otros competidores más preparados pudiera otorgar, a través del voto (y todo tipo de acciones) interesado, relevancia a quien a título personal nadie se la entregaría. Este fenómeno  se presenta en ámbitos en los que la envidia, la estupidez humana, y la falta de criterio, nos alcanzan. La tontuna, y la cutrería, al poder. (Publicado en: El Confidencial Digital).

La incompetencia y falta de valía como ventaja competitiva (el concurso de belenes)

El mundo no hay que entenderlo hay que sentirlo

Reseña sobre el libro “Aprendiendo a liderar” que, en forma de tribuna de opinión, se ha publicado en la revista de la APD de Septiembre.

El mundo no hay que entenderlo hay que sentirlo

 

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén