Santiago Ávila

Escritor. Formador. Conferenciante. Coach de Alta Dirección

Mes: marzo 2016

Partidos síntoma: el peluche que tenía fiebre.

Si el peluche, como consecuencia de enfermedad, tuviera fiebre, no parecería razonable pensar que cualquier otro “osito”, en sus mismas circunstancias,  no se podría contagiar de idénticas dolencias y calenturas.

images

Decía Galeno (médico griego),  los síntomas son expresiones de una enfermedad que como sombras la acompañan. Éstos se manifestarían como una señal de alarma de lo que el cuerpo, en su “dolor” y desajuste, expresa. Señal, que en su utilidad  permite enfrentar  dolencia y remedio. Tratado el mal, habitualmente desaparece; aunque en  ocasiones, y ante la imposibilidad de doblegarlo, nos finiquite o tengamos que convivir con él. En todo caso, el síntoma  es una consecuencia de la dolencia.

Continuar lectura en El Confidencial Digital

Leer más

Escuela y empresa. Felicidad y enseñanza o trabajo: mismos problemas, mismo discurso.

Con embeleso, por su claridad de ideas, he leído una entrevista a Alberto Royo —profesor de instituto en Zaragoza y autor de la obra Contra la nueva educación (Ed. Plataforma),   publicada por el periódico El Mundo. En ella, y según mi particular parecer, se dicen verdades como puños que siendo de puro sentido común se pudieran apreciar, dada la ola de edulcorado “buenismo” que nos invade, como disruptivas.

 

Leer más

Sobre la falacia del interés mostrado en alguna empresa por lograr la felicidad de sus colaboradores.

El 7 de febrero, el periódico La Vanguardia publicaba un artículo que llevaba por título “El auge de las empresas que miden la felicidad de sus empleados”. En él  se desarrollaban las bondades de la búsqueda y medición de la felicidad evocada por la empresa en sus empleados.

A lo largo del mismo, se argumentaba la idea de que la empresa que se comprometa con la felicidad de sus colaboradores logrará, como derivada consecuente, un mayor beneficio y rentabilidad. Argumentación que, según mi parecer, debe ser contestada por equivocada y falaz.

Leer más

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén