Santiago Ávila

Escritor. Formador. Conferenciante. Coach de Alta Dirección

Categoría: Artículos (Página 1 de 8)

Reseña del libro: Desde la felicidad hacia el compromiso

Reseña que sobre el libro Desde la felicidad hacia el compromiso se ha publicado en el periódico digital El Confidencial Digital

Tienda On Line de Pearson

Leer en El Confidencial Digital. Publicado el 14/3/2017

La pérdida de autoridad por falta de valía, injusticia, disimulo…

La pérdida de autoridad como síntoma de la enfermedad que como sociedad hemos contraído. El poder se posee; la autoridad se gana o pierde según sea el caso.

Leer en el Confidencial Digital

Algunas diferencias entre un Líder y un “merluzo”

El merluzo, caracterizado por su soberbia, jamás lo reconocerá, pero los que se encuentran a su alrededor sí. Seguro que de leerlo alguna imagen te evocará al respecto.

Leer en Directivos y Gerentes. Publicado el 22/06/2016

 

¿Alguien sabe realmente qué es la motivación ?

Se habla mucho de la motivación desde una perspectiva puramente determinista, casi mecánica: de estar “motivado” se hace, en caso contrario no; cuando el discurrir de la vida contradice constantemente las bondades de un  planteamiento tan primario

El enunciado de este artículo es un guiño musical a un tema de Chicago Transit Authority (banda de rock) que llevaba por título: Does anybody really know what time it is? (¿Alguien sabe realmente qué hora es?)  Pues ese es mi sentir cuando escucho o leo sobre la motivación, como si todo viniera determinado por un impulso animal.

fed1101709da885cfe1878ec5937b7ad

 

Leer en Directivos y Gerentes. Publicado el 28/4/2016

El compromiso ¿Por qué en algunas empresas parece garantizado y en otras un imposible?

Cuando Juan, con apenas catorce años de vida, decidió que quería entregarse a la medicina (comprometerse con sus principios), la única consideración que revoloteaba por su mente de niño se plasmaba en el anhelo sincero de brindar servicio a los demás…

compromiso-empresarial.1

Leer más

Partidos síntoma: el peluche que tenía fiebre.

Si el peluche, como consecuencia de enfermedad, tuviera fiebre, no parecería razonable pensar que cualquier otro “osito”, en sus mismas circunstancias,  no se podría contagiar de idénticas dolencias y calenturas.

images

Decía Galeno (médico griego),  los síntomas son expresiones de una enfermedad que como sombras la acompañan. Éstos se manifestarían como una señal de alarma de lo que el cuerpo, en su “dolor” y desajuste, expresa. Señal, que en su utilidad  permite enfrentar  dolencia y remedio. Tratado el mal, habitualmente desaparece; aunque en  ocasiones, y ante la imposibilidad de doblegarlo, nos finiquite o tengamos que convivir con él. En todo caso, el síntoma  es una consecuencia de la dolencia.

Continuar lectura en El Confidencial Digital

Leer más

Escuela y empresa. Felicidad y enseñanza o trabajo: mismos problemas, mismo discurso.

Con embeleso, por su claridad de ideas, he leído una entrevista a Alberto Royo —profesor de instituto en Zaragoza y autor de la obra Contra la nueva educación (Ed. Plataforma),   publicada por el periódico El Mundo. En ella, y según mi particular parecer, se dicen verdades como puños que siendo de puro sentido común se pudieran apreciar, dada la ola de edulcorado “buenismo” que nos invade, como disruptivas.

 

Leer más

Sobre la falacia del interés mostrado en alguna empresa por lograr la felicidad de sus colaboradores.

El 7 de febrero, el periódico La Vanguardia publicaba un artículo que llevaba por título “El auge de las empresas que miden la felicidad de sus empleados”. En él  se desarrollaban las bondades de la búsqueda y medición de la felicidad evocada por la empresa en sus empleados.

A lo largo del mismo, se argumentaba la idea de que la empresa que se comprometa con la felicidad de sus colaboradores logrará, como derivada consecuente, un mayor beneficio y rentabilidad. Argumentación que, según mi parecer, debe ser contestada por equivocada y falaz.

Leer más

El liderazgo eficaz, ni es liderazgo, ni es eficaz

La expresión del logro como resultado de un producto del talento por el compromiso, dejando constancia cierta del impacto que su presencia (la del compromiso) determina en el mismo, pudiera resultar un tanto  engañosa.

El liderazgo eficaz, ni es liderazgo, ni es eficaz

Leer más

Crónicas tridimensionales para ‘expertos’ en asuntos de liderazgo

El aula no se puede enseñorear de una característica que resulta opaca a sus posibilidades. El liderazgo, necesita de la acción, y eso el solo entendimiento jamás lo propiciará.

Artículo publicado el 13/1/2016 en Directivos y Gerentes.

Directivos y Gerentes

Acceso al artículo de opinión

Página 1 de 8

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén