Aprendiendo a liderar aspira a dotar de reflexión y soporte adecuado a quien sintiéndose perdido en cualquier tipo de organización se enfrenta con estupor al hecho de que aquello que a lo mejor le recomendaron en su familia o colegio (“si estudias, tendrás un buen trabajo”; “si no mientes, te lo reconocerán”, “si te esfuerzas, conseguirás crecer profesionalmente”, etc.) parece mostrarse como caduco, trasnochado y falto de realidad. Debemos encontrar sentido al sinsentido. Así, esta obra quiere constituirse en aliado cómplice de cara a dotar de valor adecuado a nuestros sentidos y sobre todo, fundamentar un hacer coherente con los mismos, dando así una respuesta más apropiada a cuanto ocurre en las entrañas de cualquier organización.4

​La realidad con la que nos encontramos en las empresas es muy diferente a la esperada, está llena de sinsentidos. De manera muy especial para aquellos directivos que no logran sentir la emoción en su dirección.

Santiago Ávila, nos presenta esta obra como un intento de arrojar luz sobre una realidad empresarial en la que las decisiones se debaten entre lo correcto y lo rentable. Para ello utiliza una serie de personajes y escenarios en los que el lector podrá reconocerse.

“¡Queremos hacer las cosas bien! Y bien significa hacer lo correcto en todos los aspectos de la actividad económica y social.” Luis Posadas. Presidente de la División Iberoamericana del Grupo Securitas.

Siga la conversación en Twitter: #Aprendiendoaliderar​

Reseñas: diarioabierto.es   El mundo financiero  El Confidencial Digital  Executives Excellence  Forum Calidad

Editorial Pearson

Amazon