La falacia del mensaje ilusionador y reilusionador. El combustible en la persona no es otro que el compromiso con un “motivo” que le “energiza”.

Editorial Pearson

Amazon